Entrevista a Raúl Fernández

Entrevistamos hoy a Raúl Fernández Aparicio, un diseñador gráfico de San Fernando que ha dado el salto al apasionante mundo de los juegos de mesa.  El conductor de la entrevista ha sido Fran de Lanza el dado.  ¡Vamos allá!

Fran: ¿Cómo descubriste el mundo de los juegos de mesa?

Raúl: Pues desde que era chico. No recuerdo ni un día de reyes de mi infancia sin al menos un juego de mesa. Sobre todo de Cefa: El palé, En busca del Imperio Cobra, Marco Polo, Misterio y sobre todo La Ruta del Tesoro, mi juego favorito. Luego más tarde me aficioné al Inkognito y al Trivial Pursuit. Me costó un poco entrar en los juegos de mesa modernos, pero lo hice con Carcassonne y Catan, como casi todo el mundo. Luego fue un no parar…

Raúl Fernández juegos mesa

Raúl Fernández

Fran: ¿Qué es lo que más destacas de esta afición?

Raúl: El reunirte con amigos y amigas, y echar una tarde entera jugando, casi sin darte cuenta de la hora. El momento maravilloso de abrir un juego nuevo, olerlo, destroquelarlo, ordenarlo y aprender a jugar. La gente que, si pierde, no se enfada.

Fran: ¿Qué juego destacarías como una “OBRA MAESTRA”?

Raúl: Me cuesta dar un solo nombre. Me pasa con el cine, la pintura, la literatura, y con los juegos. No podría decirte solo uno. Pero me gusta especialmente Dominion, por su versatilidad, por su rejugabilidad, por su ambientación, por lo variado de sus acciones, por su mecánica sencilla pero potente, por lo ilimitado de sus posibilidades y expansiones… Es el juego que me hubiera gustado diseñar.

Fran: ¿Qué es lo que te animó de este mundo para que diseñaras juegos?

Raúl: Lo aburrido que se hacía La Ruta del Tesoro para mis hermanos. Siempre empezábamos una partida, y la dejábamos al cabo de un rato, por aburrimiento. Pensé que si cambiaba algunas reglas y metía algunos cambios, se arreglaría. Lo hizo, a medias. Pero me picó el gusanillo de crear reglas, elementos nuevos del juego, nuevos objetivos, etc. Eso me llevó a hacer un juego desde cero, sobre animales en peligro de extinción, un juego perdido hoy en día. Hace un par de años retomé esa afición…

Fran: Háblanos sobre La Peste negra: Mesina 1347

Raúl: Creo que, de alguna manera, podría decirse que llevo toda la vida desarrollando este juego. No directamente el formato actual, pero siempre me ha rondado la cabeza la idea de un juego sobre ciudades en el Mediterráneo, en la época de la Peste Negra. Diferentes desarrollos me llevaron poco a poco a convencerme de que la plaga debía ser la protagonista principal, ya que, siendo uno de los episodios más importantes de la Historia, se ha tratado relativamente poco. Si lo comparas con las primeras ideas en torno a un juego sobre el siglo XIV, ha cambiado mucho. Pero si nos ceñimos a la idea del juego actual, en realidad ha cambiado poco. Sigue tratándose de un juego basado en la ciudad siciliana de Mesina, un juego de colocación de losetas y trabajadores, de dominación de zonas, de ganar dinero y poder, y de huir de la Peste Negra.

En resumen, cada jugador/a tomará el papel de una familia de ciudadanos de Mesina a finales de 1347 que tendrá que prosperar justo cuando la Peste Negra hace su aparición en suelo europeo. El objetivo es conseguir dinero y alimentos, aumentar la familia, dominar los diferentes espacios de la ciudad, limpiar la ciudad de la infección y conseguir prestigio y poder. La partida se desarrolla en 5 ó 8 rondas (dependiendo de la duración que prefieras para la partida) en las que, por este orden, se realizarán acciones, se cobrarán beneficios, se pagará comida, se comprobará si la plaga se extiende por la ciudad o no, y finalmente se celebrarán elecciones. El tablero-ciudad consiste en una matriz de losetas de 7×5, la cual se irá ampliando con más losetas. Cada loseta representa un espacio o un edificio de la ciudad, y se irán ocupando con meeples. Ocupar diferentes losetas tiene diferentes beneficios. Pero habrá que estar atento a la Peste Negra, que llegará a través del Puerto y se extenderá por toda la ciudad, matando a quien encuentre en su camino. Aun así, hay medios para frenar a la plaga, que se tendrán que usar, a veces, de manera colaborativa.

Fran: ¿Cuáles son tus futuros proyectos?

Raúl: Pues ando siempre liado creando ideas nuevas y desarrollando prototipos nuevos. Tengo terminado un filler sobre comprar pintas de cerveza en un típico pub inglés, ilustrado por Marta Pombo y que tengo disponible como print&play. También estoy trabajando en un juego de plantar flores y árboles frutales llamado “El vergel” y en “Gadir”, un euro medio basado en la ciudad fenicia de Cádiz. “Una temporada en el infierno” y otros más se quedan por ahora en el tintero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *